Blogia
A.V. Santa Fe

Una posible fuga en la planta de Enagas, en Santa Fe, provoca la alarma entre los vecinos

TERESA MARTÍN. ZARAGOZA 14/12/2011 a las 06:00 2 Comentarios    

La empresa asegura que "la situación estaba controlada y que no se trataba de un escape de gas"

Imagen de la planta de Enagas.T. M.

Bomberos de Zaragoza y de La Almunia de Doña Godina, Protección Civil de Cuarte de Huerva y de La Almunia y Policía Local de Cuarte se personaron en la tarde del pasado viernes en Santa Fe ante las insistentes llamadas de varios vecinos del distrito, alarmados por un fuerte olor a gas, un hedor tan intenso que pasadas cerca de cuatro horas desde que saltaran las primeras alarmas, todavía se podía percibir. Al menos así lo cuenta Rubén Palenzuela, vicepresidente de la Asociación de Vecinos Santa Fe de Huerva, que asegura que cuando llegó a su vivienda, en torno a las 22.00, el olor todavía era “exagerado”. “En la misma rotonda de entrada a Santa Fe ya era apreciable incluso dentro del coche. Estábamos asustados, la verdad”, cuenta el zaragozano.

Una preocupación más que lógica si tal y como comprobaron los cuerpos de seguridad la supuesta fuga provenía de Enagas, una empresa dedicada al transporte, regasificación y almacenamiento de gas natural, situada a tan solo 500 metros de una zona en la que residen 3.000 personas, hay un colegio y dos gasolineras. “Desde la planta se dijo que no había ningún peligro, pero nadie nos asegura que no existiera riesgo de explosión. El olor era evidente. No es normal que en la calle huela tan intensamente durante tanto tiempo. De hecho fueron varios los vecinos que continuaron llamando a la Policía cuando esta ya se había personado en Santa Fe”, argumenta Rubén Palenzuela.

Víctor Marín, del restaurante El Monasterio de Santa Fe, fue una de las personas que, alertadas por ese fuerte olor en la calle de Benasque, en la que reside, decidió llamar a un vecino que a su vez se puso en contacto con la policía. “Yo telefoneé a los técnicos de Gas Natural Aragón que vinieron para comprobar con detectores que el escape no provenía de ninguna vivienda particular. En total fueron ocho los vehículos de las brigadas de Policía, Bomberos y Protección Civil que vinieron a ver qué ocurría”, cuenta Marín. “Lo cierto es que pasamos miedo”.

Por su parte, desde Enagas aseguran que lo ocurrido el pasado viernes “no fue un escape de gas”. “El fuerte olor era de odorizante, un compuesto que se añade al gas natural para permitir su detección, ya que el gas por sí mismo no tiene olor. La situación estuvo controlada en todo momento, descartando en su totalidad cualquier tipo de peligro”.

Hay que recordar que, precisamente la Asociación de Vecinos Santa Fe de Huerva, consiguió que una sentencia del Juzgado Contencioso Administrativo nº 1 de Zaragoza, con fecha de 4 de noviembre, anulara la licencia de actividad de Enagas, después de presentar en 2008 un contencioso contra la empresa y el Ayuntamiento de Zaragoza por “no respetar la normativa que obliga a que las empresas consideradas insalubres o peligrosas a estar a más de 2.000 metros del núcleo urbano”, apuntan desde la agrupación.

Una sentencia que, al estar recurrida por parte de los demandados dentro del periodo de alegaciones correspondiente, permite que la empresa de compresión continúe “con su actividad normal”, tal y como confirman desde la propia planta, desde donde insisten en que “todas sus licencias están en regla y dentro de la legalidad”.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres